lunes, 22 de agosto de 2011

Canek


Ni una nube

El sol se deslíe en viento de brasa.

—Niño Guy —dijo Canek—, ni una nube.

Si no llueve pronto, se perderán las cosechas.

Al día siguiente Guy encendió una hoguera

y con ímpetu se puso a soplar con su boca

y a aventar con las manos las columnas

de humo que subían.

Canek le preguntó:

—¿Qué haces?

—Nubes, Jacinto, nubes.



Ermilo Abreu Gómez

2 comentarios:

  1. Arely, Canek es de mis FAVORITOS!! Tienes toda la razón, ya no recordaba esa parte. Oye, ¿conoces a Inés Arredondo? Tengo un libro que a mi me gustó mucho, se llama Río Subterráneo. Te lo voy a prestar antes de que nos retaquen de lecturas, quizá te guste. :)

    ResponderEliminar
  2. Ay Lenina, me encanta Inés, ya había leído algo de ella por una tesis que está en la biblioteca, luego Omar me comentó de Río Subterráneo. Te agradeceré muchísimo si me prestas el libro :).

    ResponderEliminar